Marzo - Abril 2019 Captura de pantalla 2019-05-15 a la(s) 23.01.09

Publicado el mayo 16th, 2019 | por macero

0

¿De qué hablamos cuando hablamos de armonía en los clubes?

Respuestas para todos los meses

Reportaje: Luiz Renato dantas, Nuno Virgilio Neto y Renata Coré
Arte: Alex Mendes
Ilustraciones: iStockphoto
Nota: ARTICULO PUBLICADO EN LA REVISTA REGIONAL BRASIL ROTARIO, compartido para nuestra revista, lo cual agradecemos

Una pregunta al otro puede ser el comienzo de una hermosa amistad. Puede ser también la provocación capaz de desagregar. Afortunadamente, hicimos una pregunta del mes a nuestro lector en la última edición – ¿Cómo mantener la armonía en nuestros clubes? – que fue recibida con entusiasmo en nuestras redes sociales. Las respuestas vinieron con reflexiones y sugerencias que nos estimularon a crear este reportaje de portada para profundizar el tema – sin, con ello, perder la ligereza.
Sabemos qué obstáculos pueden surgir en las relaciones interpersonales dentro de una organización, sea una empresa, o una universidad. ¿Por qué ocurre esto, la mayoría de las veces?
“Hay una distancia entre lo que decimos y lo que el otro entendió, porque cada uno tiene su visión particular de mundo y de las cosas”, explica la psicóloga y especialista en gestión y estrategia empresarial Gabriela Cosendey. “Por eso se debe tomar el máximo cuidado durante la comunicación. Es un peligro salir deduciendo las cosas y reproduciendo informaciones. Comprobar los hechos y preguntar lo que el otro quiere decir con lo que habló, por ejemplo, puede ahorrar muchas molestias y hace la comunicación mucho más eficaz “, aconseja.
También recuerda que no todas las reglas están explícitas en los manuales de conducta de las instituciones: “La cultura, por ejemplo, es mucho más sentida y percibida que explícita en los estatutos. Probablemente nadie escribirá que no se puede abusar de la bebida en la fiesta de fin de año de la empresa y hablar de sus intimidades con el jefe. Es una cuestión de sentido común.
En Rotary, con su vasto ejército de voluntarios unidos por el Ideal de servir, la armonía ha sido la regla. Pero, ¿cuál es el secreto de eso? Algunos rotarios y rotaractianos nos contarán a continuación.

EMPATIA Y DIÁLOGO PARA PREVENIR CONFLICTOS

Silmara Pazini, asociada al Club Rotario de Mariscal
Cándido Rondon-Guaraní, PR (distrito 4640)
“Mantener la armonía en un club rotario o en cualquier ambiente depende, principalmente, de la capacidad de colocarnos en el lugar de los demás y de respetar el momento de cada uno.
Cuando un familiar no está bien, tratamos de relevar las cosas que él dice, a veces sin querer, porque está nervioso. En un Club Rotario también debemos actuar así: si el presidente atraviesa un momento difícil, si alguna comisión no va bien, los asociados necesitan trabajar juntos para que todo vuelva a quedar 100%. Es un trabajo diario, pero muy valioso.
Veo ese tipo de conflicto ocurrir en algunas instituciones de las que forma parte. Gracias a Dios, nuestro club está redondito, vivimos en una sintonía muy buena. Una vez al año, todos respondemos a una carta de evaluación, un formulario que nos permite exponer opiniones y sentimientos sobre el club. Muchos conflictos son prevenidos de esta manera.
Una vez completada, la evaluación puede ser firmada o entregada de forma anónima. Se queda a criterio de cada uno. El desafío es encontrar caminos para que las personas consigan decir lo que piensan sin que eso ofenda a los compañeros.
Conflictos siempre existen, sólo no pueden ser mayores que la armonía del club. Tenemos que dar las manos y entender que Rotary es una unidad, ningún rotario es más importante que el otro. Independiente de los cargos que ocupan, todos en el club son importantes para hacer girar la rueda de Rotary. Nuestro camino es uno: construir un mundo mejor para todos.

EL EJERCICIO DIARIO DE LA AMISTAD

Mónica Elis Lima Rodrigues, presidente del Consejo
Rotaract Club de Araguaína, TO (distrito 4530)
“Nuestro club fue fundado en 2017 y yo soy rotaractiana desde entonces. Somos 22 asociados.
Cuando vamos a realizar algún proyecto, a veces ocurren algunos obstáculos de tiempo, o referentes a las decisiones y tareas. O, por ejemplo, en el caso de eventos, obstáculos de recursos. Esto genera un poco de tensión, principalmente entre aquellos que se quedan más por delante de las acciones, y esa tensión acaba siendo llevada a las reuniones. Es aquel miedo de que el proyecto no ocurra de la manera que imaginamos, de surgir algún contratiempo en el día.
Por eso es importante mantener el clima de compañerismo no sólo en las festivas, sino también en las reuniones. Un medio para lograrlo son las dinámicas de grupo que el Directorio de Desarrollo del Cuadro Associativo puede y debe hacer. Realizamos estas dinámicas en las reuniones. Recuerdo una en que, con el grupo reunido en círculo, un globo fue pasado de una persona a la otra y cada uno tenía que hablar de las características y lo que apreciaba en quien estaba a su derecha. Todo el mundo se emocionó.
Siempre hacemos esas dinámicas para recordar por qué estamos realizando determinado proyecto, que sólo sucederá si nos mantenemos unidos. Al final, todos queremos que las cosas sucedan. Nunca tuvimos una fricción más grave.
[Durante las elecciones presidenciales del año pasado, cuando Brasil quedó dividido] No puedo negar que acabábamos, sí, hablando de política, pero al final, llevábamos siempre [las divergencias] en la broma. En fin, no discutíamos seriamente en el sentido de ‘yo no me gusta porque usted vota en tal persona’. Hablábamos: ‘Vamos a llevar el asunto sólo hasta este punto’.
Cuando Paul Harris fundó Rotary, tuvo la idea del compañerismo. Es muy importante fomentar el compañerismo no sólo en las festivas, sino también dentro de las reuniones. Hay que hacer dinámica de grupo, acercando a las personas como si fuera una familia misma.

LA POSICIÓN CERCA DE CADA JUGADOR

Edivaldo Santos, asociado al Club Rotario de
Playa Grande-Forte Itaipú, SP (distrito 4420)
“Cada persona está en Rotary por un motivo. Lo descubrí hace mucho tiempo, cuando aún formaba parte de Rotaract. Al ingresar al club, el nuevo asociado se pone a disposición para colaborar con lo que sabe y espera hacer. Él es voluntario, no quiere sentirse obligado a nada.
Cuando asumí la presidencia, en 2017-18, nos enfrentamos a un período bastante difícil. Nuestro club casi cerró después de perder buena parte de los asociados. La principal razón de la crisis era: las habilidades de los compañeros no eran aprovechadas por el club, y ellos todavía desempeñan funciones para las que no tenían capacidad.
Mi principal desafío como presidente fue identificar en cada uno de ellos los dones capaces de ayudar al grupo a alcanzar sus objetivos y hacer que ese motivo fuera la razón de su permanencia en el club. La misión del liderazgo es: observar a los compañeros, oírlos y descubrir su motivación para que ellos encuentren su papel en el club. Así como un técnico de fútbol al escalar a los jugadores para cada posición.
Tenemos una compañera que no participa mucho de los proyectos desarrollados en la comunidad, pero si pedimos a ella para organizar una fiesta destinada a recaudar el dinero necesario a esos proyectos, sabemos que hará la mejor fiesta, y al menor costo posible. Otro compañero es imbatible cuando la tarea es identificar a ONGs e instituciones asociadas.
También creamos la Comisión de Ex-Presidentes, herramienta que se mostró imprescindible para ayudar a la dirección a tomar decisiones y mantener la continuidad. El mayor problema de un presidente es cuando deja el cargo y se siente inútil.
En dos años, pasamos de 11 a 24 asociados. “

ENTENDIMIENTO Y TOLERANCIA

Gabriella de los Santos Andrade Souza, responsable de la imagen Pública del Rotaract Club de Contagem, MG (distrito 4760)
“Para mantener la armonía en el club lo ideal es tener un grupo equilibrado de seres pensantes, tolerantes y que establezcan un diálogo en el medio en que están insertados. Conocer al prójimo y ponerse en su lugar, suaviza los factores de conflicto y crea una relación afectiva que resultará en un ambiente sano y propicio para las discusiones de demandas propuestas por Rotary.
Conocí a Rotaract por medio de un amigo que me invitó a una reunión. Me gustó bastante, pues siempre tuve ganas de hacer proyecto social, y me identificé completamente, porque allí es exactamente eso, proponer cosas para transformar la sociedad.
Está siendo mi primera gestión en el club y estoy encontrando una maravilla, porque actualmente somos 17 asociados y cada uno tiene un pensamiento diferente, una idea diferente, y conseguimos mezclar la idea de cada uno y transformar eso en un proyecto. Es bueno porque tienes una diversidad de pensamientos que al final se completan para formar una acción.
Una de las metas de la actual gestión es aumentar el número de acciones para ampliar nuestra visibilidad. Queremos mostrar a Rotary de Brasil e internacional que estamos actuando, promoviendo acciones de diversos tipos y alcanzando a miles de personas. Durante estos seis meses, realizamos prácticamente una acción a cada reunión semanal. Por eso, otra meta es traer nuevos asociados, porque creemos que, cuanto más personas formen parte del club, tendremos una idea más, un conocimiento más. Cada mes estamos recibiendo algún nuevo asociado.
Y lo que hemos hecho es tener comprensión y tolerancia. Cuando la gran mayoría cree que una idea no está siendo viable, paramos, conversamos con la persona, explicamos por qué no va a salir bien. La gente comprende la idea del asociado, pero procura mostrar cuáles son los errores y proponer a él pensar de otra forma.
Siempre buscamos entender el lado del otro y no permitir que haya desavenencias, porque eso puede hacer que las personas salgan. Entonces hacemos un poco de todo – diálogo, mucha dinámica – para que la persona se sienta satisfecha y tenga ese espíritu de ir para ayudar y querer siempre más.

Pregunta del mes ¿Cuál es la clave para mantener la armonía en el club?

La indagación que dio origen al reportaje de portada de este mes motivó muchas respuestas, enviadas a la revista por e-mail y publicadas en nuestros perfiles en Facebook e Instagram. Aquí tienes algunas de ellas. Gracias a todos los que compartieron las experiencias y puntos de vista que inspiraron la primera edición de 2019.

“Para tener armonía en un grupo hay que pensar colectivamente, sin intención de parecer más sabio que los compañeros. Muchos quieren ser estrellas y terminan estorbando por la falta de modestia. Si todos estamos juntos, alcanzaremos éxito en nuestras acciones.
Ana Lucia Neves, asociada al Rotary Club de Río de Janeiro-Sernambetiba, RJ (distrito 4570)

“Las redes sociales de Rotary no se pueden utilizar para fines de política partidista. Los clubes perdieron asociados y se creó una red de enemistades.
Clesivaldo de Morais, de Maceió, AL

“El respeto es un sentimiento primordial para que se viva en armonía. Podemos errar, ofender y juzgar, pero es necesario pedir disculpas y asumir los errores para que la armonía sea alcanzada nuevamente. Por eso es importante que nos vigilar para ser sensatos, equilibrados, coherentes y justos. Dentro de una organización como Rotary estos preceptos necesitan ser seguidos a la ligera, pues involucran a otras personas, puntos de conflicto y opiniones divergentes.
Eduardo Campolina Ferreira Lima, asociado al Rotary Club de Cuenta-Cinco, MG (distrito 4760)

“Cuando nos ponemos en el lugar del otro, somos capaces de entender comportamientos, carencias e incluso expectativas. Cuando abandonamos el ego, todo se vuelve mucho más fácil. La armonía es sinónimo de salud. Sólo un cuerpo sano funciona en armonía.
Fernando Tobgyal, asociado al Club Rotario de Jahú-Norte, SP (distrito 4480)

“Hay que disminuir el ego, descartando la vanidad y la competición personal.”
Juan Pasos, asociado al Rotary Club de San José del Río Preto-Alvorada, SP (distrito 4480)

“La unión genera armonía. Necesitamos tratar a los demás no sólo como asociados, sino a verdaderos amigos.
Kevin Banruque, asociado al Rotaract Club de Joinville, SC (distrito 4650)

“La clave para mantener la armonía es el respeto. En nuestro club, usamos el respeto en nuestras relaciones, en el desarrollo de nuestros proyectos y en todo lo que hacemos. Es por medio del respeto a la historia de vida de cada compañero, a sus singularidades y modos propios de ser que podemos tener un club armonioso.
Y para que todo eso funcione es imprescindible usar la Prueba Cuádruple como base reflexiva en nuestras vidas.
Nilson Júnior, asociado al Rotaract Club de Bocaiúva-Este, MG (distrito 4760)

“Necesitamos más reconocimientos que polémicas. Más elogios y menos críticas. “
Norma Martins, asociada al Club Rotario de Barbacena-Monte Mário, MG (distrito 4580)

“No podemos entrar en ruta de colisión sin necesidad. Es necesario reflexionar antes de responder, ponderar mejor nuestras ideas y respuestas.
Rosangela Marques, asociada al Club Rotario de Juiz de Fora-Distrito Industrial, MG (distrito 4580)

“Hay que entender que somos personas diferentes y que esas diferencias deben ser respetadas, pues estamos unidos en el propósito de servir. Necesitamos tener ética de conducta dentro del club. Si alguien por casualidad se equivoca, debe tener la humildad de disculparse por el error, así como necesitamos dar crédito a quien acierta. Tenemos que pensar siempre en nosotros, en la unidad, nunca de forma individual. Tener placer en estar junto, incluso fuera de proyectos o reuniones. Mi club es la familia que he elegido. “
Rosemary Eulino Gonçalves, asociada al Rotary Club de Itaguaí, RJ (distrito 4570)



Los comentarios están cerrados

Subir ↑
  • Los archivos de El Rotario de Chile

    ¡Hola!

    Estas visitando los archivos de la web de la edición online de El Rotario de Chile. Acá podrás encontrar artículos de la revista desde 2013 a 2019. Para revisar la actual versión online de la revista, visita este link.